lunes, 20 de abril de 2009

VAMPIRESAS EN LA PINTURA

Los Vampiros somos y seremos una fuente inagotable de inspiración para los artistas. En cuanto a mi suelo encontrar un secreto placer en la contemplación de estas oscuras imágenes.

No pretendo abarcar la totalidad del arte, sino tan sólo captar un ligero latido de sus maravillosos laberintos.

En esta primera parte, centrare mi dilatada atención en las sensuales y ominosas figuras de las vampiresas.

Estas son, según mi mórbido criterio, algunas de las mejores pinturas sobre Vampiros.

Lamia and the soldier.

Resulta difícil conciliar las horribles historias mitológicas con esta bella imagen de una Lamia a los pies de un ignoto caballero medieval. Pero detrás de esta aparente inocencia, se sugiere algo ciertamente aterrador: el caballero ha abandonado sus pertrechos, su espada y su escudo yacen fuera de su alcance, el yelmo descansa a su lado; la Dama no habla, sus profundos ojos inmovilizan al caballero con los encantos de su mortal belleza, mientras sus lívidos dedos recorren el frío acero de la armadura.

Waterhouse nos muestra la culminación del hechizo: momentos después (me atrevo a imaginar) todas las defensas del caballero serán derrumbadas, y su destino será consumado.
T
The Vampire.
T

Vampire.
("Vampiro", Edvard Munch, 1893).
T

Lamia.
T
Lilith.
(Lilith, Dante Gabriel Rossetti, 1872).
T
Lamia.
(Lamia, segunda versión, John William Waterhouse, 1909).
T
Nachtmahr.
(Pesadilla, Johann Heinrich Fusseli, 1802).
T
The Vampires.
(Los Vampiros, Istvan Csok, 1907).

2 Comentarios:

Gittana dijo...

Hermosas pinturas... te transportan a otro mundo, nuestro etterno mundo de oscuridad...

gatomojito dijo...

esta clase d pinturas son las q m gustan estan perronas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...