miércoles, 13 de agosto de 2008

VUDÚ

LOS OSCUROS SECRETOS DEL VUDÚ
Energías oscuras, maleficios y muñecos para dañar a las personas son algunas de las prácticas de esta magia oscura que mediante rituales se conecta con espíritus y dioses negativos.
Al igual que la luz y la oscuridad y el día y la noche, existen brujos buenos y brujos malos y obviamente, magia blanca y magia negra. Si bien esta última es una practica que no se divulga fácilmente y que se mantiene en círculos cerrados, existen muchas personas que realizan estos ritos cuando quieren lograr ciertas cosas o forzar situaciones.
Una de las corrientes que más se relacionan con las energías oscuras es el vudú, que según el “Diccionario de Sueños y Términos Vudús, es una palabra de origen africano que viene de la deformación de vaudoux, un dios serpiente con poderes de oráculo y también del término vodou, que significa espíritu. En zonas de dicho continente, este reptil es mantenido dentro de una jaula y se le venera como una divinidad.
Además de lo anterior, esta práctica se relaciona con trabajos y ritos realizados por magos conocedores de las energías oscuras. Lo más representativo de esto, son los muñecos con forma de figura humana, a los que se les amarran los miembros y se les atraviesan agujas para hacerle daño a su contraparte humana.
A América, el vudú llegó con la llegada de los esclavos negros, quienes trajeron todo un mundo de rituales y dioses que se mezclaron con ceremonias cristianas. Actualmente, esta práctica se ha vuelto cada vez más poderosa y es utilizada como herramienta de magia negra. Siendo aplicada intensamente en países del Caribe como Haití, Jamaica y Estados Unidos, al igual que en Sudamérica.
Sin embargo, al momento de buscar personas que hablen de estos ritos y cuenten su experiencia, nadie quiere dar la cara y prefieren entregar información de forma anónima.
ALGUNOS RITOS VUDÚ
Antiguamente, muchas de las ceremonias vudúes eran realizadas en el más absoluto secreto ya que incluían incluso sacrificios humanos. Con el paso del tiempo, los sacrificios humanos fueron reemplazados por animales donde se degüellan gallinas, conejos o corderos. Estos ritos son ofrendas para el dios que dirige el maleficio, llamado Loa.
Uno de los objetos más conocidos de esta práctica, son los muñecos. Estas figuras se pueden fabricar de distintas maneras pero para que sean realmente poderosos deben ser hechos por expertos en vudú. La finalidad de estos es hacer un maleficio contra una persona determinada.
Para fabricarlos, son necesarios objetos personales de quien va a ser la víctima y que ésta los utilice usualmente. Como por ejemplo, una camisa, calcetines, ropa interior o algo personal del individuo. Con esto se arma la parte exterior del muñeco. El relleno puede de paja o algodón, que también se mezcla con algo de la persona como pedazos de uñas de las manos o de los pies o cabellos, entre otras cosas.
La razón de utilizar estas cosas es que tienen vibraciones de la víctima. Después de construido el muñeco, generalmente se debe sacrificar un animal agregándosele un resto de la sangre a la figura. La sangre es muy importante ya que representa el contacto con la vida, dándole vida al ser.
El muñeco en sí representa a la persona a la que se quiere hacer un maleficio. La cabeza representa la mente y cuando es trabajada con magia negra a la victima se le producen diferentes malestares y trastornos mentales como estrés, depresión y falta de control de sí mismo, entre otras cosas.
Las extremidades, por otra parte, son trabajadas con ataduras para que la persona quede literalmente atada de brazos, sin poder hacer nada. Mientras que las amarras en las piernas pueden llegar a producir problemas al caminar. La idea es que no pueda avanzar tanto mental como físicamente.
Una vez que la muñeca está hecha el vuduista se concentra mentalmente en la imagen de la victima y mientras repite el nombre, le clava los alfileres. En ese momento, la persona a la que se está dañando va a sentir dolor en las partes donde se le han clavado los alfileres. Para que el muñeco tenga una mayor efectividad se debe colocar en la casa de la victima en un lugar que no sea visto, porque o si no el hechizo se rompe. Muchas veces los brujos los van a dejar a un cementerio para que los espíritus que ellos han invocados trabajen con más fuerza.
PARA QUÉ SIRVE EL VUDÚ
Los muñecos vudús pueden ser usados con diversos objetivos. Pueden usarse para atraer riqueza, encontrar pareja, defenderse contra un enemigo, impedir una infidelidad, atormentarle la vida a una persona hasta eliminarla e incluso, causar la muerte.
Una persona que es víctima de una brujería vudú se convierte en esclavo del brujo que la realizó y las consecuencias para aquel que sufre un sortilegio de este tipo son muchas. Una de estas es la pérdida de la voluntad, ya que la persona se encuentra a la orden del brujo. El que puede llegar a convertirlo en un verdadero zombi.
CÓMO IDENTIFICARLO Y DEFENDERSE
Si usted siente algún tipo de dolor fuera de lo común, tiene pesadillas, nauseas o se siente con un desánimo muy grande puede que esté siendo víctima de la magia negra o magia vudú.
Si tiene dudas, lo mejor para defenderse de estos hechizos maléficos es darse baños con sal gruesa y vinagre de manzana tres veces a la semana. Otro de los escudos más potentes es la conexión con Dios y la oración. La fe, una mente fuerte y una personalidad segura pueden ser la mejor protección contra estos maleficios.
Ahora, si siente que su casa está cargada, encárguese de revisar cada rincón de su jardín, patio y también el interior de su hogar, para verificar si es que existe alguno de estos muñecos para así quemarlo y deshacer el mal.

2 Comentarios:

Raquel Blanco dijo...

Muy interesante
saludos

xana dijo...

Saludos desde España, Mi única relación con los vampiros es en un juego llamado "bitefight" nos dedicamos a cazar hombreslobo jeje nada que ver con lo tuyo.Normalmente no suelo dejar comentarios en ningun sitio ha no ser que realmente valga la pena,y créeme, tu blog lo merece,es fantastico,muchas felicidades por tu trabajo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...