martes, 4 de diciembre de 2007

REQUIEM: LA MUSICA DE LOS MUERTOS

Wolfgang Gottlieb Mozart recibió de un misterioso, tétrico y desconocido señor el encargo para una Misa de Réquiem en el verano de 1791; el nombre del destinatario no podía ser revelado, incluso su apariencia era un misterio dado que el hombre vestia de negro y ocultaba su rostro tras una mascara. Parecía un mal presagio que impresionó negativamente a Mozart ya enfermo de gravedad. A lo largo de los meses, el misterioso emisario apareció varias veces para ver si el trabajo progresaba. Mozart se sentía cada vez peor y comenzó a creer que había sido envenado. El 20 de noviembre cayó en cama e intentó finalizar el Réquiem, que logró terminar hasta el Lacrimosa, muriendo hacia la una de la madrugada del 5 de diciembre. Todavía hoy no se sabe con exactitud cuál fue la enfermedad que le ocasionó la muerte. Hoy sabemos que el misterioso visitante era el intendente del conde Walsegg von Struppach, que quería hacer pasar por suya la composición adquirida, sim embargo cuentan las muchas leyendas al rededor del hecho que fue el fantasma de su propio padre quien encargo a Mozart componer la musica de sus propios funerales. Merece la pena recordar estas palabras de Schumann: "un Réquiem es algo que uno compone para sí mismo"

Por esas leyendas pero sobre todo por su calidad musical, el de Mozart, es uno de los Requiems mas importantes de la historia. Un réquiem se refiere a una pieza musical coral clásica dedicada a los muertos y al recuerdo de los mismos. Regularmente se componen por varios movimientos en el que los cánticos son a modo de misa. La palabra réquiem proviene de la primera frase del canto de entrada, llamado introito, con que comienzan las celebraciones de las misas de difuntos: \"Réquiem aeternam dona eis, Domine\" (Señor, dales el descanso eterno). El término réquiem, cuyo significado es descanso, se convertirá en sinónimo de misa de difuntos y pasará a denominar estas misas de forma general.

Todas las misas tienen una serie de partes comunes que son cantadas. En el caso del réquiem se omiten algunas como el Gloria, el Credo o el Aleluya y a cambio pueden aparecer otras diferentes como el Dies Irae (Día de la Ira), Lux Aeterna (Luz Eterna) o Libera me, Domine (Libérame, Señor), siendo este último un canto de absolución.

A lo largo de la historia se han compuesto cientos de réquiem, respondiendo muchos de ellos a encargos concretos. Mozart, Cherubini, Berlioz, Verdi, Listz, Fauré, Brahms, Duruflé... y muchos más son autores de este tipo de composiciones.

El Requiem en re menor (KV 626) de Mozart es uno de los mas importantes como antes mencione, y tambien es una obra incompleta y por tanto, existen algunas versiones con diferentes retoques y cambios, como las versiones de Beyer, Maunder, Robbins Landon, Druce y Levin. La más famosa es la versión de Süssmayr, revisada por Franz Beyer en 1972, que intenta recuperar la más auténtica pureza mozartiana, aunque, tiene también sus críticos. Este Requiem fue estrenado con un inmenso éxito el 14 de Diciembre de 1793.

Otros de los requiems mas famosos de la historia son los de Verdi y de Berlioz por ser obras a gran escala que requieren de un efectivo orquestal enorme. El Réquiem Manzoni (en honor al escritor italiano a quien está dedicado) de Giuseppe Verdi, fue estrenado bajo la batuta del mismo Verdi el 22 de mayo de 1874 en la iglesia de San Marco de Milán, para lo que contó con un coro de 120 voces, una orquesta de cien instrumentistas y como solistas vocales a Teresa Stolz, María Waldmann, Giuseppe Capponi y Armando Maini. Por su parte la Grande Messe des Morts de Hector Berlioz fue ejecutada por primera vez en 1837 con una gran orquesta de 140 instrumentistas, entre los que destacan las cuatro bandas de viento, los cuatro tam-tams, los 10 pares de platillos y los 16 timbales, que acompañan a las voces. Curiosamente Berlioz no era creyente, por lo que el escribir un Réquiem no era para el una cuestión de fe, y eso se plasma en la audición de la obra. El significado del Réquiem le permitió diseñar una obra dramática maestra siguiendo los consejos y tradiciones de sus maestros que proponían el uso masivo de instrumentos y la expresión musical de gran fuerza.

Esta musica es realmente bella, y bien podria ser el principio de toda la musica oscura. Acontinuacion les muestro: "Requiem de Mozart" del movimiento Dies Irae (Dias de Ira)

8 Comentarios:

Alexander dijo...

mmmm interesante, saludos

Santiago dijo...

muy interesante

saludos

iñigo ortega 943420175 dijo...

toma requiems en cantidad por si....
http://requiemsya.blogspot.com/
todavia en obras.

Alexander dijo...

me encanta esa atmosfera

Luna dijo...

gRACIAS por hacerme descubrir esta musica

сная † dijo...

hola n_n no se si vas a volver a pasar, segun la entrada fue hace como tres meses, pero si alguna vez vuelves, me encanto el blog y las cosas que escribes en el, amo los vampiros y todo lo relacionado, y ni hablar del requiem de mozart, es precioso.
Solo eso, saludos n_n

Asrham Rayeuk dijo...

Realmente bueno, deje una entrada en tu primer post pero al descubrir el resto, podría confesar que me he quedao prendada.

Anónimo dijo...

что такое оптимизация сайта

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...